Historia

Cómo nace la Escuela Taller

En estos 26 años de funcionamiento La Escuela Taller Cartagena de Indias ha formado a más de 6.000 jóvenes de la ciudad y sus alrededores y ha participado en importantes obras de la ciudad.

Su trayectoria está dividida en dos grandes etapas; la primera va desde septiembre de 1992 hasta diciembre de 2006; marcada por un fuerte acompañamiento de la AECID quien se encargó de la transferencia de conocimientos sobre las Escuelas Taller y su particular metodología “Aprender Haciendo”. Los programas de formación con los que inicia la ETCAR fueron en referencia a los oficios relacionados con el patrimonio construido tales como:
Albañilería, Carpintería, Pintura, Forja, Cantería y Jardinería como complemento de la Arquitectura. Estos talleres funcionaban como un equipo donde el maestro experto en su oficio se encargaba de enseñar de la forma más personalizada posible a sus aprendices y estos a su vez practicaban lo aprendido en ejercicios reales para poder cumplir con el modelo pedagógico de aprender haciendo; traído desde España..

Iniciamos labores en el edificio Mogollón en la calle del coliseo y luego de tres años nos trasladamos a nuestra sede actual en el barrio de Getsemaní, edificio que hemos adecuado y mejorado con nuestros propios aprendices.

Nuestra primera obra fue el Museo Naval del Caribe (1993 – 1994) antiguo Colegio de la Compañía de Jesús; aquí participamos en algunos capítulos de la obra de restauración del ala colonial.

En 1996 la ETCAR abrió un taller especial de dorado para participar en la restauración del Teatro de Heredia, hoy Teatro Adolfo Mejía con la recuperación del dorado ornamental o laminilla de oro.

La Restauración de la Casa de la Moneda en 1997-1999 le dio la oportunidad a la Escuela de adquirir una importante experiencia en la parte administrativa y la oportunidad de poner en práctica las técnicas de restauración; recibimos un edificio en ruinas y nos encargamos de toda la restauración; en otras palabras gerenciamos la obra.

En esta etapa también tuvimos la posibilidad de participar en la recuperación y adecuación de varios espacios públicos importantes para la ciudad, el más representativo fue El Parque de Bolívar en 1999 donde se hizo la recuperación del cerramiento y mantenimiento de jardines, el Parque Apolo en 2005 donde se realizó la Recuperación del Cerramiento y pisos, entre otros.

Pero definitivamente, la obra más representativa para le Escuela Taller en esta primera etapa fue La Restauración del Convento de Santo Domingo (2001-2005); gracias a un convenio entre la AECID y la Arquidiócesis de Cartagena. Por sus dimensiones, el monumento construido en el periodo colonial es uno de los hitos de la arquitectura histórica de la ciudad. La Escuela Taller recibió el encargo de ejecutar la obra civil del proceso de restauración.

Con respecto a la Arquitectura Militar de la ciudad; hemos tenido importantes intervenciones en diferentes épocas; en el año 2005 en convenio con el Centro de Conservación y Restauración San Pedro Claver participamos en la Restauración de la Portada de la Boca del Puente y en diferentes fortificaciones de ciudad como: El Cordón de Murallas, en El Baluarte de La Merced, La Cortina del Boquetillo y el Baluarte de San Lucas.

Con respecto a la Arquitectura Militar de la ciudad; hemos tenido importantes intervenciones en diferentes épocas; en el año 2005 en convenio con el Centro de Conservación y Restauración San Pedro Claver participamos en la Restauración de la Portada de la Boca del Puente y en diferentes fortificaciones de ciudad como: El Cordón de Murallas, en El Baluarte de La Merced, La Cortina del Boquetillo y el Baluarte de San Lucas.

En el año 2006, también con en convenio con el Centro de Conservación y Restauración San Pedro Claver se realizó la intervención de la Catedral de Cartagena de Indias; con la restauración de la Portada del Perdón, la consolidación de fachadas laterales y el ábside, la Pintura de la fachada principal y la restauración de cubierta de la torrecilla lateral

Con la Alcaldía Mayor de Cartagena de Indias también hemos tenido varias obras importantes; en la Casa de la Real Aduana (sede actual de la Alcaldía Mayor) se realizó la Restauración del entrepiso y vestíbulo del Salón Vicente Martínez, la restauración de balcones y tribunas, y la Recuperación del piso del portal.

Todas estas obras fueron ejecutadas directamente por los aprendices de la Escuela Taller, donde se combinaba la teoría con la práctica en obras reales a través de la metodología aprender haciendo.

La segunda etapa inicia en el año 2007 y está marcada por dos acontecimientos importantes la creación del Programa Nacional de Escuelas Taller y la firma del primer convenio de ampliación de cobertura con el SENA; lo que nos llevó a diversificar la oferta educativa a través de oficios más contemporáneos y demandados por los sectores turísticos e industriales de la ciudad como Construcciones Livianas, Soldadura, Electricidad, Fontanería, Confecciones, Gastronomía y Panadería, aunque manteniendo siempre un énfasis en lo patrimonial.

En esta etapa se dio continuación a parte de las obras iniciadas en la anterior y se iniciaron obras nuevas como: la Casa Museo Rafael Núñez con la adecuación de entrepisos de interiores, La casa del Marqués de Premio Real con la adecuación del Salón VIP y con la construcción del “Complejo educativo, recreativo, cultural y de servicios del barrio el Pozón; esta última todavía en intervención.

La ETCAR además de sus grandes aliados como el Ministerio de Cultura, El SENA y La Alcaldía de Cartagena ha recibido el apoyo de importantes instituciones de cooperación tales como la Corporación Andina de Fomento (CAF), Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Fundación Plan Internacional y la USAID. También ha generado alianzas estratégicas con diferentes instituciones que atienden cada uno en su especialidad a nuestra población objetivo como: FUNDESOCIAL, Fundación Chicos Guerreros, Fundación WORKCOACH, Niños de Papel, Tiempo de Juego, PROINFACOM, Instituto REI, Centro de Enseñanza Especializada Y Aldeas Infantiles.

El Programa beneficia directamente a jóvenes entre 18 y 28 años, residentes en barrios marginales de la ciudad, de estrato 1 y 2, preferiblemente desertores de la educación formal, de escasos recursos económicos, afectados por la marginalidad social, económica y cultural, comunidades indígenas y negras, madres cabeza de familia y en muchos casos jóvenes pertenecientes a grupos poblacionales especiales, jóvenes en situación de discapacidad, víctimas de la violencia, recuperados del conflicto armado, jóvenes con medidas de adoptabilidad permanente remitidos por ICBF y jóvenes en riesgo.

Desde su fundación, la ETCAR ha formado a más de tres mil ochocientos jóvenes, quienes hoy en día están capacitados como oficiales especializados, con una alta aceptación en el mercado laboral, en la restauración de inmuebles particulares y en obras que realiza la Escuela, para las que contrata sus servicios. Muchos de ellos trabajan en talleres y fábricas o como artesanos independientes. Algunos se han conformado en empresas asociativas. Además para elevar las posibilidades de empleabilidad de los egresados; la ETCAR cuenta con una oficina de Gestión de Empleo la cual se encarga de hacer el puente entre las empresas y/o particulares que demandan de mano de obra calificada y nuestros egresados; entre las empresas vinculadas están: ADECO, CBI, REFRICAR, ECOPETROL, ASTIVIK, Colegio Comfenalco, PROSER Consultores Asociados, Sociedad Portuaria, Hotel las Américas, Hotel Santa Clara, Club Caribana Golf, Restaurante café del Reloj, Hotel Cartagena Plaza, Hotel Cartagena Estelar, Restaurante Disilvo Trattoria, entre otras.

Hoy la escuela taller cuenta con un encargo muy importante por parte del Ministerio de Cultura a través de un contrato de comodato cuyo objeto es la administración de BIC (Bienes de interés Cultural) de ámbito nacional para su protección, conservación, restauración, puesta en valor, difusión y generación de apropiación social.