Con inversión de MinCultura, la Etcar realizará obras de conservación en el Cuartel de las Bóvedas

 

 

Las obras buscan controlar las filtraciones descendentes que se presentan en la edificación y serán ejecutadas por egresados y aprendices de la institución.

 

La inversión de MinCultura también contempla la formulación del Plan Especial de Manejo y Protección del Paisaje Cultural y Fortificado de la Bahía de Cartagena; así como el mantenimiento de la Casa Museo Rafael Núñez.

 

 

Cartagena de Indias, D. T. y C., martes 26 de octubre de 2021.- Con el objetivo de procurar el mantenimiento y conservación del Cuartel Militar de las Bóvedas, la Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar) realizará la intervención de esta edificación con el aval del Ministerio de Cultura y el visto bueno del Comité Técnico de Patrimonio Distrital.

 

Las acciones de conservación que ejecutará la Etcar bajo la resolución de intervención del Ministerio de Cultura No. 1040 del 19 de julio de 2021, se harán como respuesta a la situación de humedades descendentes que presenta la edificación, las cuales bajan desde la explanada o azotea hacia dentro de la edificación, como consecuencia del desgaste, agrietamiento y desprendimiento de materiales en varios sectores.

 

Impermeabilización de las Bóvedas en el tiempo

Esta edificación fue construida entre 1789 y 1798, entre los baluartes de Santa Clara y de Santa Catalina en el barrio San Diego, para dar resguardo a las tropas y almacenar víveres y pertrechos, también fue la obra que cerró definitivamente el recinto fortificado de Cartagena de Indias, siendo la última de ingeniería militar de la ciudad.

 

Su edificación se dio en dos partes. La primera obra fue la del cuartel que consta de 24 bóvedas, el cual se encontraba expuesto al sol, la lluvia y la brisa, motivo por el cual se creó la ampliación con el soportal de 47 arcos.
Al llegar la época de la República esta estructura empezó a deteriorarse, por ello la cubierta del soportal, que era un entablado de vigas de madera y un mortero, fue restaurada vaciando en concreto el cielo raso de la galería exterior.

 

A su vez, hace más de treinta años se le hizo una impermeabilización general teniendo en cuenta la técnica de la época, utilizando plástico y plantilla, con un piso de tablón en gres.

 

Acciones de la Etcar

 

Las obras de mantenimiento que la Etcar ha venido realizando en el cuartel de las Bóvedas desde que asumió la administración de las fortificaciones en octubre de 2012 han tratado el aspecto estético de la edificación, consistentes en mantenimiento de pintura y acabados en su fachada original y en sus arcadas, mantenimiento de pintura a los elementos en madera y reemplazo de los ladrillos en mal estado.

 

Con relación a la cubierta, la Etcar hace cuatro años realizó una reparación de impermeabilización a nivel de las minas que están ubicadas en el extremo norte de la estructura, ya que presentaba filtraciones y acumulación de agua.

 

La solución de fondo que implementará la institución busca mejorar el sistema de impermeabilización de la edificación para prevenir deterioros a futuro, con un procedimiento que consiste en retirar 12 centímetros de material, es decir, el piso de gres (acabado), la plantilla y el plástico que en la época se utilizaba como impermeabilizante, el cual se cristalizó con el tiempo; y colocar en su lugar un manto asfaltico que corresponde a la tecnología contemporánea.

 

Al retirar el material existente, se instalará una plantilla impermeabilizada, reforzada con hierro para controlar los cambios de temperatura, sobre la cual se colocará el nuevo acabado consistente en losetas elaboradas con arcilla cocida, con una apariencia semirústica y las mismas dimensiones de la que fue retirada (15 cm. por 30 cm.).

 

El acabado quedará de tonalidad terracota y un entramado en forma de ‘espina de pez’, manteniendo la apariencia conocida por los cartageneros y asiduos a este Bien de Interés Cultural del ámbito nacional.

 

Es importante aclarar que el proyecto que se ejecutará no corresponde a una obra de restauración, sino a una reparación, ya que consiste en retirar la capa de piso, la plantilla y el plástico instalados en el transcurso del siglo XX, para restituir con nuevos materiales y evitar las filtraciones descendentes, de manera que Las Bóvedas puedan perdurar en el tiempo.

 

La fase del proyecto que corresponde a la elaboración de la plantilla impermeabilizada se ejecutará con mano de obra egresada de la Etcar, entre la última semana de octubre y el 30 de diciembre de 2021; se proyecta colocar el piso en enero de 2022.

 

Por sí solos, el manto asfáltico y la plantilla garantizarán la impermeabilización de la edificación, la instalación del piso del gres es un componente estético que reforzará la protección de la estructura.

 

Los trabajos serán supervisados por la dirección de Obras de la institución y se realizarán por fases para evitar dejar toda la superficie expuesta ante eventuales lluvias, cerrando el área que esté siendo intervenida. La operación de los establecimientos comerciales que funcionan en Las Bóvedas no se verá afectada de ninguna forma durante el tiempo que dure la intervención.

 

Socializaciones con comerciantes y vecinos

 

Teniendo en cuenta que actualmente el cuartel de Las Bóvedas es una edificación que funciona como mercado de artesanías, la Etcar socializó el proyecto de mantenimiento con los comerciantes que allí operan; también se presentó ante los vecinos del barrio de San Diego, área de influencia de las fortificaciones, y con guías de turismo de la ciudad para que conocieran de primera mano los trabajos que se realizarán.

 

El director general de la Etcar, Rafael Cuesta Castro, expresa que: “Es satisfactorio para la Escuela Taller Cartagena de Indias llevar a cabo estas actividades de conservación en una edificación tan emblemática de la ciudad como lo es el Cuartel de Las Bóvedas, especialmente cuando su ejecución contempla la participación egresados de nuestra institución y jóvenes aprendices que cumplirán su proceso de formación en este escenario, bajo la metodología ‘Aprender Haciendo’”.

 

Y agrega que: “Con sus casi 30 años de experiencia en la restauración de Bienes de Interés Cultural en la ciudad, a través de la formación de jóvenes en oficios tradicionales, la Escuela Taller Cartagena es una institución que no solo está en la capacidad de mantener las fortificaciones y cualquier BIC, sino que también aporta a la transformación de la ciudad y la preservación de su patrimonio a través de su labor formativa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *